Control de Acceso Por Aproximación Magnética

llaveros-lector-control-accesos2

El control de acceso por aproximación magnética es un sistema que permite la apertura de una puerta, o barrera cuando el usuario acerca al lector un dispositivo (una tarjeta o llavero). No requiere contacto físico.

Los lectores de proximidad han sufrido un “boom” en los últimos años en el mercado de controles de acceso debido a su económica adaptación para todo tipo de usuarios. Son sistemas altamente fiables con cotas muy altas de seguridad.

La utilización de llaveros electrónicos es muy recomendable porque:

Se evitan muchos de los gastos derivados de los cambios y reparaciones de bombines. El uso de la llave queda delegado a segunda opción. Si antes se usaba la llave del bombín una media de 100 veces al día, con este sistema sólo la usaría una décima parte, de ahí el ahorro en cerrajería.

Ante una pérdida o robo se desactiva únicamente ese llavero.

Horarios programables: por si se lo confiamos a personal doméstico u operarios.

Facilita la entrada: pase el llavero o la tarjeta y el sistema le permitirá el acceso.

¿Cómo es su funcionamiento?

El sistema consiste en un lector con un microcontrolador incrustado y una antena. El lector mantiene a su alrededor un campo electromagnético de modo que al acercarse un dispositivo (tarjeta o llavero) al campo, se alimentará eléctricamente de esta energía inducida y se establecerá la comunicación lector-dispositivo, permitiendo o denegando el acceso.

La lectura se realiza a varios centímetros de distancia, (la distancia de lectura depende de la potencia del módulo lector, existiendo lectores de mayor y menor alcance) transmitiendo datos por radiofrecuencia, lo que permite utilizar el dispositivo incluso sin sacarlo de un bolso o cartera.

Cada usuario contará con un dispositivo. Cada uno de ellos lleva una identidad grabada con una programación individual, por lo que se puede programar de diferentes maneras, restricciones y horarios. El administrador del sistema puede activar o desactivar los dispositivos cómodamente y atendiendo a las necesidades del acceso.

El control de acceso por aproximación magnética, en un sistema centralizado de gestión, también se utiliza para validar la identidad del portador de la tarjeta, es decir, para facilitar la identificación digital.

Nuestros clientes están muy satisfechos de este sistema sencillo, limpio y actual. Sabes que puedes consultarnos sin compromiso.

,,

Responder